Las características que debe atesorar el aceite de oliva virgen extra certificado por la IGP “Aceite de Jaén” están recogidas en el Pliego de Condiciones, que establece unos requisitos que deben cumplirse de forma estricta. El producto que atesora la marca de calidad «Aceite de Jaén» debe ser un Aceite de Oliva Virgen Extra, obtenido directamente de aceitunas de vuelo recogidas antes del 31 de diciembre, y extraído exclusivamente por procedimientos mecánicos.

Zona de producción

La aceituna debe proceder de cualquiera de los 97 municipios de Jaén, ya que el territorio de la IGP abarca toda la superficie de la provincia.

Variedades

La IGP «Aceite de Jaén» puede certificar Aceite de Oliva virgen Extra de las variedades de aceituna autóctonas de la provincia de Jaén: Picual, Manzanilla de Jaén, Royal y Carrasqueño de Alcaudete. Además, podrán llevarse a cabo coupages con otras tres variedades no autóctonas pero presentes en los olivares jiennenses (Hojiblanca, Arbequina y Picudo) siempre que representen un 15% o menos del total.

Características organolépticas

Mediana del atributo frutado Mayor de 3

Mediana del atributo amargo 3,0 – 6,5

Mediana del atributo picante 3,0 – 6,5

Mediana del defecto Igual a 0

OLOR: aroma perceptible de aceituna sana y fresca, con matices a hortalizas u otros vegetales como hojas o hierbas verdes, de notas frutales destacadas, de intensidad moderada a alta (mediana de frutado en una escala lineal continua mayor que 3.0);

GUSTO: sabor limpio y fragante a aceituna sana y fresca, notas amargas y picantes, de la siguiente intensidad:

AMARGOR: moderadamente o claramente perceptible (mediana en una escala lineal continua entre 3.0 y 6.5)

PICOR: moderadamente o claramente perceptible (mediana en una escala lineal continua entre 3.0 y 6.5)

En resumen, las características organolépticas de los aceites de la IGP “Aceite de Jaén” están definidas por aromas a aceituna limpia, sana y fresca, recolectada antes del 31 de diciembre, donde los atributos amargo y picante están marcados.

Etiquetado

En las etiquetas figura obligatoriamente la mención Indicación Geográfica Protegida «Aceite de Jaén», de manera destacada, en caracteres claros e indelebles, así como el logotipo específico identificador de la IGP de la Unión Europea, además de los datos y requisitos exigidos en la legislación aplicable.

Como distintivo de cumplimento y garantía de origen, los envases en los que se comercializa el “Aceite de Jaén” van provistos de una contraetiqueta numerada identificativa no reutilizable. Dichas contraetiquetas son controladas y expedidas exclusivamente por el Consejo Regulador, que sólo las concede a los AOVEs que cumplen todos los requisitos anteriormente mencionados.